DREAMS ARE REAL.

.

jueves, 5 de enero de 2012

"DREAMS ARE REAL" Capítulo 2.

Al fin...llegaramos a esas tierras tan deseadas desde hace mucho tiempo. María casi se desmayaba de la emoción. Abrieron las contrapuertas y la primera en salir fué Henar, como no es de esperar. Henar se quedó unos minutos mirando al cielo y nos miró y nos agarró. Ahora todas estabamos mirando al cielo agarradas de la mano, permaneciendo unidas, nuestra amistad era de las especiales. Al fin una habló, Laura:
-Chicas, desde el día de hoy las cosas cambiarán, ¿estáis preparadas para esto? Nuestro sueño-. dijo con tono meláncolico.
-Yo más que nunca- dije yo respirando fuerte.
-Sabéis que yo siempre lo estoy-dijo Henar mientras se nos escapaba una pequeña carcajada.
-Yo también- fijo María.
-Si diría que no, mentiría-djo Marina segura de si misma.
-Bien, ahora ya puedo decir que...¡CHICAS ESTAMOS EN LONDRES!-dijo Lauara emocionada.
-Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.-todas gritamos a coro dando brincos y abrazandonos. Todo el mundo nos miraba pero en ese momento no nos importaba la verdad, que se enteren de que las españolas somos de arma tomar.
-Chicas vamos-dijo María.
  Estamos cogiendo las maletas, Laura, Henar y yo, ibamos con un montón de maletas y algún que otro bolso, y María y Marina no porque sus maletas eran enormes. Laura me estaba diciendo que andará con cuidado, porque llevaba muchas cosas encima. Creo que iba a reventar... De repente, no sé como Marina me estaba llamando para enseñarme unas preciosas botas que había en el escaparate, solo fueron cuestión de segundos cuando de repente todo se me calló al suelo, si todo. Laura me lo había advertido. Nos sabéis la verguenza que pasé en aquel momento. Imaginaros todo tirado por el suelo y yo con la cara roja de verguenza, iba con un vestido de flores muy bonito y si me agachaba corría riesgo. Todas corrieon a ayudarme pero se pararon no sé porque. Miré hacia delante y vi un calzado de chico, seguí mirando más arriba y vi que llevaba puesto una americana gris, hasta que llegue a su cabeza, tenía unos rizos de lo más sexys. Me quedé petrificada. Me ayudó a recogerlo todo y no sabía que decirle. El me miró y me sonrió y me dijo:
-Tranquila no tengas verguenza, ¿te encuentras bien? Casi parece que te comes el suelo.-dijo entre risitas, esa sonrisa me podía.
-Eh..si muchas gracias, de verdad. Si, iba un pelín despistada pero gracias otra vez.-dije un poco colorada pero con una pequeña sonrisa.
-No es nada, es lo que hacen los caballeros-dijo guiñandome un ojo- . Por cierto, ¿no eres de por aquí verdad? Es tienes una acento muy marcado.
-No la verdad es que no, soy gallega, bueno española.-dije ya sin verguenza.
-Mmm, española eh, me gusta.- dijo picarón. Evité no reírme pero es que era prácticamente imposible.- Me gusta el acento español y el país me encanta.
-Ah entonces te van las españolas, ¿no?.-dije metida en el tema.- Pues mira aquí tengo a 4 más, estas son Henar, María, Marina y Laura.
-Vaya encantadas, ya que estamos os presento a mis amigos.- dijó señalandolos hacia un banco donde estaban sentados...- Los chicos se acercaron.. la cara de Laura al ver al rubio fué como quién ve a Leonardo Dicaprio en "Titanic" María se quedo mirando pensativa a uno que estaba comiendo zanahorias. Henar miraba a uno que parecía estar en forma de arriba abajo y Marina se le caían las babas al ver a un morenazo, como a ella le gustaban.
   Los chicos saludaron y se presentaron. El que me había ayudado a coger las cosas se llamaba Harry, el que estaba comiendo zanahorias, Louis; el rubio, Niall, el moreno Zayn y el otro al que Henar no dejaba de mirar sin disimular, Liam. No sé si fué impresión mía pero Niall no dejaba de mirar a Laura y Liam no paraba de sonreír mirando hacia Henar. El taxi venía a recogernos a las 12:00 y ya eran menos diez, sería mejor que nos despidieramos pero antes de eso los chicos se miraron y Harry me agarra del brazo. Me quedé helada.
-No pensaréis irós sin nuestros teléfonos, ¿NO?-dijo mientras todos sonreían hacia todas.
-Claro que no, aquí tienes risitas.- dijé divertida mientras se los dabamos.
  Nos fuimos alejando...Ninguna dijo ninguna palabra hasta que los chicos no se divisaban a lo lejos, después de esto, Henar y Laura empiezan a emocionarse hablando de las impresiones de Liam y de Niall. María se fijó en Louis, el de las zanahorias, parecía el más chistoso de todos. Marina nos contó que al ver a Zayn se le cayeron las babas. Y yo en cambio no dije nada de Harry, pero en el fondo esa sonrisa me hacía fuerte.
  El taxi llego a las 12:00 justas, no es de esperar en Londres, todo es puntual. Nos llevó al hotel y subimos corriendo para ver como eran las habitaciones. Al abrir la puerta nos quedamos con la boca abierta de par en par. A Marina se le escapó una palabrota de lo asombrada que estaba y yo la seguí. Exactamente fue así:
-Me cago en la ####.- Marina.
-La madre que me ####.- yo.
-ALÁ! ALÁ!- Henar.
María y Laura se reían y al mismo tiempo flipaban. La sala era enorme, tenía un comedor enorme, dos baños y dos dormitorios con tres camas en cada uno, sobraba uno pero lo dejamos para invitados. A mi me tocó con Laura y Henar, y María y Marina eligieron la otra, ya que te tenía unas vistas impresionantes. Estabamos agotadas del largo trayecto y nos tumbamos todas en la cama a la vez. Ya era el primer día y estábamos emocionadas.

3 comentarios:

  1. me gusta sigue pronto @ale18mcfly1D

    ResponderEliminar
  2. Continua xx'!! avísame por twitter, aqui te lo dejo @crazy_of_love_4

    ResponderEliminar
  3. Que bonito blog tienes, me encanta la historia!

    XOXO, Collage Minimalista

    ResponderEliminar